Preparar la piel para el frío, otoño/invierno Ami Iyök

Ami Iyok

Preparar la piel para el frío

preparar la piel para el frío

Cómo preparar la piel para el frío y cuidarla después del verano

Ahora que nuestra mente comienza a fijar su atención en la temporada otoñal e invernal, es importante dedicarle unos cuidados a nuestra dermis. Con unos pequeños pasos y algo de atención por la parte que nos toca, conseguiremos evitar la indeseable piel seca o escamosa. Desde Ami Iyök te brindaremos todas las facilidades para lucir una piel bonita, hidratada y luminosa gracias a nuestra línea Slow Ageing. Preparar la piel para el frío será cosa de coser y cantar. Pero, primero de todo, debemos entender qué es lo que le pasa a nuestra piel durante el frío para poder protegerla como es debido.

¿Qué le pasa a nuestra piel con el frío?

El frío directo en la piel provoca la vasoconstricción del riego sanguíneo y de los capilares faciales para evitar la pérdida de calor. Como consecuencia de esto, la piel está menos oxigenada y recibe menos nutrientes provocando la acumulación de células muertas. ¿El resultado? Ya lo podéis imaginar. Una piel con un aspecto opaco, grisáceo y visiblemente más tirante. Además, hay que tener en cuenta que no solo el frío afecta a nuestra dermis. La contaminación, los cambios bruscos de temperatura, la calefacción y el aire acondicionado propios del entretiempo debilitan el film hidrolipídico de la piel. Por lo que, no es nada nuevo el hecho de que el frío provoque el envejecimiento prematuro de la dermis.

Las pieles más finas y blancas son las más afectadas por las bajas temperaturas. Su alta sensibilidad a causa de tener menos glándulas sebáceas hace que la protección natural de la piel sea menor. Pero no solo ellas se ven afectadas, también las expuestas a aires acondicionados y calefacción pueden verse dañadas.

Así pues, debemos prestar atención a las necesidades de nuestra piel y prepararla para el frío de una forma responsable. Enseguida te contamos qué puedes hacer para cuidarla y lucir la mejor versión de ti misma sea la época que sea.

Consejos para preparar la piel para el frío

  • Beber y comer alimentos ricos en agua. Mantener una buena ingesta de ambos permite a nuestro cuerpo rendir al máximo. El agua es vida, por lo que mantendrá a nuestra piel en las mejores condiciones posibles.
  • Respetar unas horas mínimas de sueño. Es imprescindible para nuestro organismo mantener unas horas de sueño fijas. Si conseguís dormir unas 8 horas diarias vuestra piel os lo agradecerá.
  • Hidratación continua. Es muy importante mantener una hidratación adecuada al tipo de piel que tengamos. No debemos tener miedo a que la piel nos quede un poco brillante; poco a poco la irá absorbiendo e iremos protegidos todo el día. Cuanto más seco es el ambiente, más debemos protegernos con una hidratación adecuada y diferenciada. Te recomendamos que pruebes con una crema oleosa por la noche para minimizar la sequedad provocada por el frío.
  • Exfoliación. Es esencial, ya que la piel está ocluida por células muertas. De no ser así la piel se verá opaca y sin brillo. Debemos ayudarla a retirarlas junto con las descamaciones para que pueda haber una regeneración celular adecuada.

Qué productos recomendamos para preparar la piel para el frío

Como bien hemos dicho antes, la exfoliación consigue estimular la oxigenación natural de la piel reparando la dermis. De esta manera, conseguiremos una piel más uniforme y con un aspecto sano. Con nuestro exfoliante natural EXFONAT lograrás unos resultados óptimos para preparar la piel para el frío. El bambú, la cáscara de coco, el limón el aceite de Sacha Inchi, el aceite de Oliva y la Menta trabajarán para ti.

Por otra parte, hidratar la piel como es debido para la nueva estación es muy importante. Para ello, os recomendamos nuestra crema hidratante corporal intensiva BODY BUTTER. El aceite de oliva, Sacha Inchi, Soja, aceites cítricos, aloe vera y manteca de karité os cautivarán. Proporcionan a la piel muchísima nutrición. Pero, si lo que buscas es un cuidado más específico para el rostro, Ami Iyök tiene la solución. Dependiendo del tipo de piel que tengas puedes elegir una u otra opción. La crema facial equilibrante IYÖK BALANCE, está pensada para pieles mixtas-grasas. Nutre en profundidad las zonas más secas y equilibra las zonas grasas. La segunda opción es la crema fácil anti-ageing DRYSKIN-OASIS. Pensada para pieles secas, también consigue nutrir en profundidad y devuelve la elasticidad.

Así que ya sabéis, para evitar el envejecimiento prematuro de la piel causado por el frío, apuntaros estos tips. Los cambios bruscos de temperatura estarán a la orden del día en esta temporada. Siguiendo una sencilla rutina de cuidado facial y corporal a base de cremas nutritivas y exfoliantes adecuados no tendréis ningún problema. Así, preparar la piel para el frío será facilísimo.

¡The Winter iscoming!

Carla Rojas

Foto de BloggyMery