Piel deshidratada, ¿Cómo tratarla de forma natural? - Ami Iyök

Ami Iyok

Piel deshidratada, ¿Cómo tratarla?

Iyök balance, piel deshidratada

Desmontando mitos sobre la piel deshidrata

La piel deshidratada es un estado de la dermis que nos ha acompañado a todas alguna vez en nuestra vida. La sensación de tirantez, áspera, opaca e incluso con algunas rojeces, sin duda forman parte de la desagradable piel deshidratada. Al contrario de lo que se piensa, este estado temporal de la piel, no solo lo padecen las pieles secas. De hecho, pueden padecerlo cualquier tipo de dermis (incluso las más grasas)

Si has sentido alguno de los síntomas que hemos nombrado antes, puede deberse a diversos factores que no solo se solucionan bebiendo agua. ¡Atentas!

  • Contaminación: hoy en día ya no se duda que altera de manera considerable la piel. La contaminación presente hoy en día en el aire determina en muchas ocasiones el estado de la dermis. En especial las más sensibles.
  • Factores medioambientales: El frio intenso propio de este tiempo también puede jugar alguna que otra mala pasada a nuestra dermis. Además, la calefacción o los cambios bruscos del frio al calor hacen mella en la piel.
  • Estrés: aunque no pensemos en la dermis como un órgano inteligente, la verdad es que tiene su complejidad. Exponerla a ingredientes agresivos o emociones negativas intensas hacen que saque lo peor de sí misma.
  • Los cambios hormonales: la menopausia o el embarazo también pueden determinar en gran medida el estado de la piel.

¿Qué ocasionan estos factores en la piel deshidratada?

Estos factores que alteran tu piel, provocan el desequilibrio de la película de la dermis perjudicando a moléculas importantes para la hidratación. Además, por si fuera poco, acelera la pérdida de agua a niveles más rápidos de lo que se debería. Pero tranquilas, nunca es tarde para revertir estos procesos negativos. La mejor manera, como siempre, es generar un cuidado de la dermis responsable y beneficioso. ¿El secreto? Limpiar, tonificar e hidratar.

Productos que podemos utilizar para la piel deshidratada

Para evitar las pieles deshidratadas, el primer paso que podemos hacer es utilizar un buen limpiador y tonificador facial. Estos nos ayudan a oxigenar y limpiar mejor la dermis sin ser nada agresivos con ella. ¿Nuestra recomendación?

Limpieza facial: Green Shaman

Su objetivo es limpiar, desmaquillar, restaurar y detoxificar la piel. Gracias al aceite amazónico de Sacha Inchi, el de Ricino, Sésamo y Oliva entre otros, vemos los los resultados deseados. Juntos, consiguen una piel libre de irritaciones y descamaciones. Por otra parte, también encontramos el ácido Hialurónico, La Camomila, el aceite de Blue Tansy y la bergamota. Este segundo grupo, no menos importante que el anterior, tienen un efecto calmante, antibacteriano y desinfectante. Por lo que, este limpiador supone el complemento tratar la piel deshidratada.

Ten en cuenta que cualquier rutina de belleza empieza por la limpieza facial. Ayudarás a tu piel a purificarse para una hidratación posterior.

Tónico suave astringente: Hibistonic

El tónico facial ultra-hidratante antioxidante HIBISTONIC es el compañero ideal de todo limpiador. Está testado dermatológicamente para las pieles más sensibles aportando efectos astringentes, antisépticos y antiinflamatorios. Los niveles de antioxidantes del Hamamelis y el Ginkgo Biloba, ayudan a reducir los efectos de los radicales libres de la dermis. Además, el hibiscus inhibe la degradación de la elastina favoreciendo la elasticidad de la piel.

De esta forma, uniendo el limpiador y el tónico facial, conseguiremos calmar la dermis y equilibrar el ph de la piel.

El segundo paso y no menos importante que los anteriores, es hidratar de forma a adecuada la dermis. Así, conseguiremos reestablecer el Factor de hidratación natural aportándole una apariencia más saludable. Además, la dosis extra de hidratación que proviene a través de los aceites de las formulaciones marcarán la diferencia. Una buena crema apta para tu tipo de piel, restaurará el nivel de colágeno y te aportará la dosis de ácido hialurónico necesaria. ¿Nuestra recomendación?

DrySkin-Oasis.

La crema facial anti-edad DRYSKIN-OASIS está pensada para pieles secas. Consigue devolver la elasticidad. La sinergia entre el Aceite de Oliva, el de Almendras, Sacha Inchi, Bambú y Cera de abejas reestructuran y fortalecen nuestra piel. Gracias a la alta tecnología Tens’up, unida al novedoso Argireline (también llamado “botox light”) y al ácido Hialurónico, conseguimos una crema muy completa. Lograrás combatir los signos de la piel deshidrata sin lugar a dudas.

Iyök Balance

La crema facial equilibrante IYÖKBALANCE, está pensada para equilibrar el PH de las pieles mixtas-grasas. Nutre en profundidad las zonas más secas y equilibra las zonas grasas. A su formulación se unen el aceite de Macadamia, el Monoi de Tahití, el de Oliva y el Sacha Inchi. Todos ellos buscan devolver la elasticidad y el tono a una piel que se encuentra desvitalizada. Además, al igual que DrySkin-Oasis, contiene una alta concentración de Vitamina E y ácidos grasos Poliinsaturados. Para rematar, la crema IyökBalance contiene en su formulación, el Tens’up, junto con el Argireline y el Ácido Hialurónico. El resultado es una crema que logra rellenar las líneas de expresión, preparada para revitalizar y aportarle todo lo necesario a una piel deshidratada.

Recordad, beber agua de forma continua es importante para la buena salud de nuestra dermis. Sin embargo, no es la solución a todos los problemas. Hay que cuidar la piel de las agresiones a la que la sometemos diariamente. Aplicando en nuestra rutina diaria un tratamiento facial que incluya la limpieza, tonificación e hidratación, conseguiremos eliminar la piel deshidratada de nuestra vida.

¡No esperes ni un minuto más!

Sabrina Rojas

Foto  @erikacuenca