Limpiar sin sulfatos, ¿Qué beneficios nos aporta? - Ami Iyok

Ami Iyok

Limpiar sin sulfatos, ¿Qué beneficios nos aporta?

Limpiar sin sulfatos

Por qué limpiar sin sulfatos es la mejor opción

Todas queremos una piel bonita, saludable y radiante cuando vamos a la búsqueda de alguna crema o producto para la piel. Sin embargo, cuando llega el momento de la compra nos perdemos en un mar de productos que te prometen la vida. Algunos productos te ponen “sin parabenos” o “sin sulfatos”, pero tampoco sabemos exactamente por qué es mejor prescindir de ellos. Para hacer una elección acertada y comprometida con nuestra piel, tenemos que comprender éstos términos. Quédate con nosotras para saber por qué limpiar sin sulfatos es la mejor opción para tu piel. Comprender estos puntos, harán que tu dermis se libre de una buena dosis de tóxicos que poco bien le hacen. ¡Vamos allá!

¿Qué significa que un producto contenga sulfatos?

Los sulfatos se utilizan en muchísimos productos por su capacidad de “limpiar”. Son una especie de jabón que generan bastante espuma haciéndonos creer que así, la limpieza es mejor y más profunda. Esta característica lo ha hecho muy popular en todos los productos de higiene y limpieza que te puedas imaginar. Champús, exfoliantes, geles de ducha… han caído en sus encantos. Su bajo coste hace que numerosas empresas vean en esta composición grandes beneficios para sus finanzas. No obstante, son ingredientes con un poder irritante elevado. Su talón de Aquiles (además de ser irritante) es que se adhiere a la piel y cuesta deshacerse de este ingrediente. En estos últimos tiempos, la consciencia por la salud de nuestra piel ha ido en aumento. Son muchas las personas con piel sensible que intentan evitar esta clase de composición que no ayuda en nada a la dermis. Por si fuera poco, este tipo de composiciones son muy tóxicas para el medioambiente y el agua. Desde Ami Iyök siempre aconsejamos las mismas pautas. Conoce tu piel y mira las etiquetas. Simple y directo. De esta forma podrás prescindir de los ingredientes tóxicos para la piel y el medioambiente.

Los sulfatos que aparecen en las etiquetas normalmente son:

  • sodiumlaurylsulphate (SLS)
  • sodiumlaurethsulphate (SLES).

Si queremos limpiar sin sulfatos, lo mejor es utilizar productos naturales menos agresivos e irritantes que respetan la piel y el medioambiente.

Cómo debería ser un producto natural cuyo objetivo es limpiar sin sulfatos

Limpiar sin sulfatos supone un paso importante en la rutina de belleza. Y en este camino de cambio, hay que tener clara una cosa. La espuma en abundancia no significa que estemos limpiando mejor. Hay que tumbar estos pensamientos erróneos. Hay ingredientes que limpian de forma muy eficaz, respetando nuestra dermis con mucha menos espuma. Otra de las reglas de oro es ser perseverante. Acostumbrarse a un producto que tiene otro concepto al que nosotros estamos poco acostumbrados muchas veces no es tarea fácil. Pero creedme, merece la pena. Si lográis superar esos momentos, notaréis el cambio en la piel. El hecho de que se respete su manto lipídico tiene sus resultados. Además, un buen producto natural mantiene un biocompromiso a todos los niveles. No solo busca librarse de los sulfatos (que también) sino que va mucho más allá.

El biocompromiso de Ami Iyök

En Ami Iyök tanto la formulación como los componentes están libres de sulfatos. Pero no nos conformamos con eso. También están libres de GMO, parabenos, derivados del petróleo, fenoles y ftalatos. El objetivo es que no haya ningún activo extraído bajo un proceso enzimático poco respetuoso con las propiedades de las materias primas. De esta forma, creamos productos con ingredientes 100% de origen natural y de cultivo ecológico controlado por certificadoras importantes. Certificadoras como BDIH o Natrue que garantizas la trazabilidad y la calidad de nuestras materias primas.

Hoy en día limpiar sin sulfatos es posible y más fácil de lo que piensas. ¡Líbrate de ellos ya! Y disfruta de otro tipo de limpieza. Una limpieza más profunda, respetuosa y satisfactoria.

Sabrina Rojas

Foto de @parsimonialatienda