Cuidar la piel después del sol ¿Cómo hacerlo? - Ami Iyök ecosmetics

Ami Iyok

Cuidar la piel después del sol ¿Cómo hacerlo?

cuidar la piel después del sol

La importancia de cuidar la piel después de largas exposiciones solares

Muchas veces a lo largo de la vida me han dicho: “ten cuidado con lo que deseas”. Y vaya si hay que tener cuidado. He pedido tantas veces que llegue el calor en los últimos meses, que creo que me he pasado. Después de estas semanas casi apocalípticas con el calor, el tiempo por fin nos ha regalado una pequeña tregua. ¡Qué alivio! Desde Ami Iyök, hemos pensado que hay que aprovechar este hecho al máximo. ¿Cómo? pues haciendo evaluación de desperfectos en la piel. El momento es ¡AHORA! Cuidar la piel después del sol debería ser casi una obligación.

Nunca hay que olvidar que la dermis es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Nos protege de factores externos como la temperatura, las sustancias químicas y bacterias, siendo nuestra primera línea de defensa. Lamentablemente, en estas fechas estivales, olvidamos que los rayos ultravioletas pueden ser muy perjudiciales. Si nos relajamos en este punto, las quemaduras, manchitas y arrugas no tardarán en aparecer.

¿Cuál es la mejor forma de cuidar la piel después del sol? Enseguida te lo contamos.

Consejos para cuidar la piel después del sol

La cosmética natural puede ser tu gran aliada a la hora de obtener los resultados que deseas. Siempre hay que tener en cuenta que, cuanto más pasan los años, más difícil le resulta a la piel mantener la elasticidad. Por esta misma razón, si conseguimos mantener unos ciertos hábitos de cuidados para la piel, el resultado será mucho mejor. Es decir, que todo se reduce a aprender a mimarla y cuidarla como se merece. Aunque parezca algo de sentido común, el verano es el momento por excelencia en el que más nos dejamos estar. No permitas que tu piel te juegue malas pasadas. Para lucir ese bronceado que tanto ha costado conseguir, te dejamos por aquí los siguientes consejos.

  1. EXFOLIAR

La exfoliación consigue estimular la oxigenación natural de la piel, reparando los posibles daños que haya ocasionado la exposición solar. De esta manera, conseguiremos una dermis más uniforme y completamente limpia. Con nuestro exfoliante natural EXFONAT lograrás todos los puntos anteriores. El bambú, la cáscara de coco, el limón el aceite de Sacha Inchi, el aceite de Oliva y la Menta trabajarán para ti. Su principal propósito es conseguir unos resultados óptimos. Cuidar la piel después del sol con Exfonat es muy sencillo.

  1. HIDRATAR LA PIEL

Este es uno de los pasos más importantes a la hora de cuidar la piel después del sol. Hidratar la piel como es debido, es imprescindible. Para ello, os recomendamos nuestra crema hidratante corporal intensiva BODY BUTTER. El aceite de oliva, Sacha Inchi, Soja, aceites cítricos, aloe vera y manteca de karité te cautivarán. Proporcionan a la piel muchísima nutrición. De esta forma, Ami Iyök te ayuda a cuidar como es debido tu piel después de largas exposiciones solares. 

  1. REPARAR LA PIEL

La exposición al sol causa una pérdida de elasticidad de los tejidos. ¿Qué puede ocasionar esto? La aparición de las arrugas y manchitas. Para controlarlo, nuestro sérum facial matificante y unificador del tono MY PERFECT SKIN te puede ayudar mucho. Su objetivo es la de cerrar los poros abiertos y devolver la tersura. Su composición a base de rosa mosqueta, gingko biloba, aceite de sacha inchi, ginseng, aloe Vera, centella asiática, ácido hialurónico, entre otros es completísima. Su utilización te ayudará a cuidar la piel después del sol. Para completar este ritual de cuidados después de la exposición solar, te recomendamos sin lugar a dudas un buen antiarrugas. Dependiendo del tipo de piel puedes elegir una u otra opción. La crema facial equilibrante IYÖK BALANCE, está pensada para pieles mixtas-grasas. Nutre en profundidad las zonas más secas y equilibra las zonas grasas. La segunda opción es la crema fácil anti-ageing DRYSKIN-OASIS. Pensada para pieles secas, también consigue nutrir en profundidad y devuelve la elasticidad.

Nunca debemos olvidar que hay que evitar las horas de mayor peligrosidad para nuestra piel. Además, hidratarnos como es debido y utilizar un buen protector solar, son factores claves para tener una piel sana. Con estos puntos anteriores más los pequeños consejos, lograremos una piel perfecta, luminosa y cuidada. Porque cuidar la piel después del sol, nos ayudará a estar muchísimo más preparadas para la siguiente estación del año.

¿Qué opináis?

Sabrina Rojas

Foto: Patricia Sánchez @patriciasanru.4