Cronocosmética - Ami Iyok

Ami Iyok

Cronocosmética

En el post de hoy responderemos a las preguntas ¿Puedo utilizar la misma crema de día que por la noche? ¿Es lo mismo una crema de noche que una de día? ¿En qué momento es mejor aplicar un sérum nutritivo o una mascarilla hidratante?

Hablamos de cronocosmética o lo que es lo mismo: de cómo aprovechar y sacarle partido a los ciclos biológicos que sufre nuestro cuerpo todos los días.

La cronocosmética trata de desarrollar y aplicar cosméticos sobre la piel cuando más lo necesita y más partido puede sacar de ello, aprovechando los ciclos biológicos.  La piel como el resto del cuerpo también sigue lo que se llaman ritmos circadianos.

Los ritmos biológicos y oscilaciones rigen todo el universo y son por ejemplo los responsables del día y la noche o de las estaciones del año y las mismas que rigen el sueño/vigila que nos hace estar activos durante el día y dormir durante la noche.

Los ritmos biológicos que afectan a los humanos son los ritmos circadianos. Son ciclos de 20 a 28 horas y los controla un pequeño “reloj biológico” que se localiza en el Núcleo Supraquisasmático (SQN) del cerebro.

Cronocosmétcia DIA

Los factores que afectan a este reloj son la luz, el ejercicio físico, variables sociales (como el horario laboral), la temperatura, la accesibilidad al alimento y los campos magnéticos. De modo que si nos exponemos a estos estímulos se pueden producir contradicciones con repercusiones biológicas como el jet-lag que es provocado un cambio de horario brusco, y que no sólo altera el ritmo del sueño si no que influye sobre el sistema digestivo, disminución de la atención y la capacidad de concentración, alteraciones del humor…

Además del sueño-vigila, este pequeño reloj biológico también controla otras variables del organismo, como los niveles de glucosa, la temperatura corporal, los niveles hormonales, la actividad del sistema inmunológico y la que nos interesa en cosmética, la actividad de la regeneración celular. Incluso las patologías tienen más incidencia en ciertas horas del día, como la migraña es más común por la mañana o el dolor agudo antes de ir a dormir a causa de los ritmos circadianos.

Referente a la piel, se ha demostrado que la piel tiene unas tasas de regeneración mucho más altas durante la noche, estando más activos fibroblastos, queranocitos y melanocitos.

Del día a la noche hay una gran cambio a nivel cutáneo: como la secreción sebácea que es más activa de las 10 a las 4 de la tarde o la piel  varia su pH siendo más ácida durante la noche y más básica durante el día. La temperatura facial es más alta de las 6 de la mañana hasta las 10 e incluso hay más sudoración durante las primeras horas de la tarde. La regeneración de la epidermis es más activa a partir de las 8 de la noche hasta las 4, y en cambio la regeneración de la dermis es más activa a partir de las 6. Cuando llega la mañana y las células de la piel son estimuladas por la luz reducen el proceso regenerativo y activan el sistema de defensa endógeno, que corresponde a enzimas antioxidantes.

Así pues, ¿no parece lógico aprovechar estos cambios para cuidar la piel según sus necesidades?

Durante las primeras horas de la mañana cuando esta produce más enzimas antioxidantes y aumenta la capacidad de protección de la piel debemos aplicar un producto que potencie esta actividad que la piel necesita de forma fisiológica. La debemos proteger para poder afrontar las inclemencias externas con las que nos afrontamos todos los días (frío, estrés, polución..) que son causantes directas de radicales libres y por lo tanto del envejecimiento de la piel.

Mientas que la aplicación de mascarillas nutritivas y ungüentos reparadores se debe realizar por la noche, cuando estos activos pueden penetrar y quedar a la disposición de las células de las capas de la piel durante la noche. Los procesos de regeneración implican mayor metabolismo celular, por lo que es muy importante una limpieza suave por la mañana para eliminar grasas y toxinas.

En Ami Iyök escuchamos al organismo y a la piel. Tenemos muy presente cuáles son sus necesidades y le ayudamos a potenciar aquellas funciones que de forma endógena la piel ya realiza.

 Las cremas de día, Iyök Balance y Dry Skin Oasis, contienen activos protectores como el aceite de Sacha Inchi o el aceite de Oliva, además de antioxidantes y activos tecnológicos antiedad para ayudar a la piel a afrontar el día. El Tens UpTM un activo tecnológico que tiene el mismo efecto que el retinol pero en su forma vegetal, hace un efecto lifting inmediato y a largo/medio plazo ayuda a estimular la síntesis de colágeno que por la edad se ve disminuida. Contienen Ácido Hialurónico de muy bajo peso molecular y de fermentación vegetal y el Argireline, un hexapéptido seguro que tiene un efecto “botox light”, relajando los músculos de forma leve y atenuando así arrugas.

Ami_Iyok-Iyokbalance1Ami_Iyok-Dryskin_Oasis-2

Por lo contrario, el ungüento de noche Ultrarich Dream nutre en profundidad y ayuda a potenciar la regeneración celular. La Boswellia o también conocida como Incienso Indio es un conocido antiinflamatorio que desinflama las células y evita la formación de radicales libres. Además de otros activos regeneradores y nutritivos para preparar la piel para el día siguiente.

Ami_Iyok-Ultrarich dream1

¿Y tú, aprovechas los ciclos biológicos a tu favor?