Cosmética ecológica y cosmética natural, ¿es lo mismo?

Ami Iyok

¿Qué diferencia hay entre la cosmética natural y la cosmética ecológica?

cosmética ecológica

La cosmética natural y la cosmética ecológica: dos sectores fascinantes

Afortunadamente, la preocupación por el cuidado de nuestra piel de manera sostenible y natural ha ido en aumento. En la misma línea que el público, las empresas han respondido a esta demanda con entusiasmo. Pero, ¿Sabemos realmente la diferencia que hay entre la cosmética ecológica y natural? Nos bombardean continuamente con tantísima información que llega a un punto en que no sabes qué hay de verídico en ellas. Este hecho demuestra que, aunque hoy en día sigue habiendo muchas trabas en el conocimiento de la cosmética responsable, vamos mejorando.

Lo cierto, es que el compromiso de las marcas ecológicas con la transparencia de sus productos ha dado sus frutos. Hoy por hoy, podemos distinguir con pequeños trucos que hay de orgánico en los productos y que no, de manera sencilla. Es importante tener claros estos dos conceptos para no caer en el llamado “Green washing”. Para ello, vamos a desmenuzar un poco el significado de ambas. ¡La información es poder!

Qué es la cosmética natural

La cosmética natural contiene en su formulación un 90% de materias primas naturales de origen vegetal o animal (puede ser miel o leche de burra, por ejemplo). Extractos, plantas y aceites destacan en las formulaciones. Sin embargo, el 10% restante lo conforman conservantes y algunas sustancias químicas que buscan complementar la composición.

Qué es la cosmética ecológica

Entendemos por cosmética ecológica aquella que utiliza un porcentaje mínimo de ingredientes que provengan de la naturaleza. La diferencia principal que hay entre la cosmética natural y la cosmética ecológica, se encuentra en el cultivo de los ingredientes. Estos últimos han de provenir de la agricultura ecológica y responsable. La pequeña gran diferencia que supone esto, se ve reflejado con creces en nuestra salud y en la del medioambiente después.

Cabe resaltar que, en la actualidad, no hay una normativa europea que determine con exactitud las palabras “natural” y “ecológico”. De todas formas, empresas responsables como la nuestra, buscan alternativas para expresar al público la mayor transparencia posible. Así pues, hemos recurrido a certificadoras privadas que, mediante un análisis previo, determinan la veracidad en la producción.  Todos los productos de Ami Iyök son 100% de origen natural y de cultivo biológico controlado. Las certificadoras BDIH y Natrue avalan este hecho. Nuestro principal objetivo con esto, es demostrar la trazabilidad y calidad de nuestras materias primas y de nuestros productos.

Ami Iyök. Una marca Eco-friendly

Además, como marca Eco-friendly que somos, Ami Iyök da un paso más y cuenta con un packaging orgánico y respetuoso con el medio ambiente.  El diseño de madera de chopo de cultivo certificado controlado, plegable y reutilizable es muy eficaz. En la misma línea, nuestros envases de cristal violeta, con tecnología biofotónica bloquean todo el espectro de luz visible.  Así, exceptuando la luz ultravioleta, permite el paso de una pequeña cantidad de radiación UV-A e infrarroja para garantizar la mejor protección contra el proceso de envejecimiento provocado por la luz visible. Prolonga la conservación y la eficacia de nuestros productos.

Nuestro objetivo es que la esencia de la naturaleza y la modernidad se unan en unos productos clásicos y avanzados a la vez. Este es el claro ejemplo de como una marca puede contenerlo todo sin sacrificar absolutamente ningún punto de las más exigentes listas. Cuidar la piel de forma respetuosa tanto con la cosmética natural como con la cosmética ecológica es un paso importante. Ambas, te aportarán salud y belleza a partes iguales. Desde Ami Iyök te invitamos a que investigues. Te invitamos a que te empapes de nuestra filosofía “Slow Ageing” y de la combinación de la más alta tecnología. Solo de esta manera conseguirás realmente admirar la labor que hace un sector en auge en un mercado de lo más competitivo.

Carla Rojas

Foto: parsimonia La tienda